El Jabón de Leche de Burra esta lleno de historia, ya que desde la antigüedad se le conoce por ser un potente hidrante, curar heridas y ayudar a disminuir las arrugas. Son famosos los baños que tomaba Cleopatra para mantenerse joven, y pues no se equivocaba, ya que este jabon tiene una gran cantidad de propiedades y beneficios.

Beneficios del Jabón de Leche de Burra

Aparte de su historia, debemos ceñirnos a la realidad de este jabón y sus propiedades que serán de un beneficio increíble para nuestra piel.

Dentro de sus propiedades podemos enumerar que es rico en vitamina A, B1, B2, B6, C, D, y E. Contiene calcio, magnesio, hierro, zinc, fosforo, etc. Además es rico en ácidos graso esenciales como el omega 3 y 6, también contiene un tensor muy importante como el retinol para combatir las arrugas.

Dentro de sus beneficios podemos enumerar:

  • Hidrata la piel dejándola con una suavidad deliciosa
  • Ayuda a equilibrar el balance hidrolipídico debido a que posee un pH similar al de la piel humana
  • Contribuye a mejorar los problemas alérgicos, pues la leche de burra contiene alérgenos que pueden incluso ayudar con el acné
  • Reduce la descamación e irritación en la piel
  • Regenera la piel debido a los altos niveles de proteína, fosfolípidos y las vitaminas enumeradas anteriormente
  • Por su alto contenido de vitamina A, ayuda a reparar los tejidos resecos, dañados o desnutridos de la piel
  • Brinda protección contra infecciones de la piel y ayuda a combatir el eczema, la psoriasis y la dermatitis

Receta del Jabón de Leche de Burra

Ingredientes

  • 300 gramos de aceite de coco
  • 400 gramos de aceite de palma
  • 70 gramos de manteca de karite
  • 30 gramos de leche de burra liofilizada o en polvo
  • 280 gramos de agua destilada
  • 110 gramos de sosa caustica

Cómo hacer Jabón de Leche de Burra

Primero colocamos un recipiente con hielo y agua para evitar que la sosa eleve demasiado su temperatura.

Dentro, colaremos otro recipiente con el agua destilada y agregaremos la sosa hasta disolverla.


Luego en un recipiente adicional colocamos los aceites y la manteca de karite y los calentamos a baño Maria para que la manteca y los aceite se integren.

Cuando la sosa y el aceite alcancen una temperatura similar 40-50 grados echaremos la sosa en el recipiente del aceite y batimos con cuidado. Estaremos batiendo entre 10-15 minute para que la mezcla sea homogénea.


Por ultimo, cuando la mezcla este espesa, la enmoldaremos y esperamos a que se solidifique por alrededor de 48 horas.


Finalmente, cuando el jabón este lo suficientemente solido, lo cortamos y lo resguardamos por alrededor de 2 meses para que el proceso de saponificación se lleva a efecto.

Si deseas ver una receta de jabón de leche de burra, te invito a ver el siguiente videos para que saber cómo hacerlo.

Compartir

Esta web usa cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y hacer estadísticas de datos de uso. Acéptalas antes de seguir navegando para poder disfrutar de todos sus contenidos con plena funcionalidad.

Leer Más