Categorías: Jabon con Aceite

Jabón de Leche de Burra

El Jabón de Leche de Burra esta lleno de historia, ya que desde la antigüedad se le conoce por ser un potente hidrante, curar heridas y ayudar a disminuir las arrugas. Son famosos los baños que tomaba Cleopatra para mantenerse joven, y pues no se equivocaba, ya que este jabon tiene una gran cantidad de propiedades y beneficios.

Beneficios del Jabón de Leche de Burra

Aparte de su historia, debemos ceñirnos a la realidad de este jabón y sus propiedades que serán de un beneficio increíble para nuestra piel.

Dentro de sus propiedades podemos enumerar que es rico en vitamina A, B1, B2, B6, C, D, y E. Contiene calcio, magnesio, hierro, zinc, fosforo, etc. Además es rico en ácidos graso esenciales como el omega 3 y 6, también contiene un tensor muy importante como el retinol para combatir las arrugas.

Dentro de sus beneficios podemos enumerar:

  • Hidrata la piel dejándola con una suavidad deliciosa
  • Ayuda a equilibrar el balance hidrolipídico debido a que posee un pH similar al de la piel humana
  • Contribuye a mejorar los problemas alérgicos, pues la leche de burra contiene alérgenos que pueden incluso ayudar con el acné
  • Reduce la descamación e irritación en la piel
  • Regenera la piel debido a los altos niveles de proteína, fosfolípidos y las vitaminas enumeradas anteriormente
  • Por su alto contenido de vitamina A, ayuda a reparar los tejidos resecos, dañados o desnutridos de la piel
  • Brinda protección contra infecciones de la piel y ayuda a combatir el eczema, la psoriasis y la dermatitis

Receta del Jabón de Leche de Burra

Ingredientes

  • 300 gramos de aceite de coco
  • 400 gramos de aceite de palma
  • 70 gramos de manteca de karite
  • 30 gramos de leche de burra liofilizada o en polvo
  • 280 gramos de agua destilada
  • 110 gramos de sosa caustica

Cómo hacer Jabón de Leche de Burra

Primero colocamos un recipiente con hielo y agua para evitar que la sosa eleve demasiado su temperatura.

Dentro, colaremos otro recipiente con el agua destilada y agregaremos la sosa hasta disolverla.


Luego en un recipiente adicional colocamos los aceites y la manteca de karite y los calentamos a baño Maria para que la manteca y los aceite se integren.

Cuando la sosa y el aceite alcancen una temperatura similar 40-50 grados echaremos la sosa en el recipiente del aceite y batimos con cuidado. Estaremos batiendo entre 10-15 minute para que la mezcla sea homogénea.


Por ultimo, cuando la mezcla este espesa, la enmoldaremos y esperamos a que se solidifique por alrededor de 48 horas.


Finalmente, cuando el jabón este lo suficientemente solido, lo cortamos y lo resguardamos por alrededor de 2 meses para que el proceso de saponificación se lleva a efecto.

Si deseas ver una receta de jabón de leche de burra, te invito a ver el siguiente videos para que saber cómo hacerlo.

Compartir

Entradas recientes

Jabón de Canela y Miel

El Jabón de Canela y Miel es muy eficaz para mantener nuestra piel suave y libre de células muertas ya… Leer más

3 días hace

Jabón de Limón

El Jabón de Limón es una excelente opción para el cuidado de nuestra piel, ya que no solo lo podemos… Leer más

5 días hace

Jabón de Chocolate y Menta

El Jabón de Chocolate y Menta es gran aliado para proteger tu piel, ya que gracias a sus propiedades antioxidantes… Leer más

3 meses hace